El norte no es como lo cuentan

La migración a Estados Unidos contada en primera persona

Hasta el más valiente del grupo salió corriendo de la camioneta cuando vimos a los de migración. Había un agente parado en el callejón y otros dos se dirigían hacia mi casa. Recuerdo que Martín gritó desesperado: «¡BÁJENSE RÁPIDO! ¡LA MIGRA!».
Cuando el agente se percató de que la camioneta se enfrenó en seco, volteó para vernos de frente. Casi podría asegurar que solo me vio a mí; sentí que se me paralizó el corazón, fue una sensación horrible y desesperante porque, para mi suerte, yo era el último en salir.

Así comienza El norte no es como lo cuentan, una historia trepidante. Obstáculos, dificultades, personas tóxicas y amargadas, miedos, tristeza, nostalgia… pero también una aventura de aprendizaje, crecimiento, resiliencia y espíritu de superación, que emprendí con mi familia deseando encontrar una oportunidad de mejorar personal y profesionalmente.

El norte no es como lo cuentan

Cómpralo ahora

Pero como dice el refrán no todo lo que brilla es oro y aunque la experiencia pintaba fantástica, la realidad es que llegar a un país diferente, sin conocer el idioma ni las costumbres fue mucho más difícil de lo que creíamos. Por eso mi intención con esta historia es contar mi verdad y transmitirla a mis compatriotas mexicanos para no crear falsas expectativas. También dar fe de primera mano de lo que es intentar establecerse en un lugar hostil lejos de tu tierra en el que miran a los extranjeros por encima del hombro, tratan de humillarlos y degradarlos por la forma de ser, de vestir, de pensar, o por el simple hecho de no tener ciertos conocimientos o habilidades.

Te invito a que te adentres en mi historia, una más de las miles que viven cada día familias de todo el planeta que se ven forzadas a emigrar de sus países de nacimiento por causas que le son ajenas. Si es tu caso, espero que mi libro te resuene y te dé claridad para afrontar los momentos duros y complicados por los que yo también he pasado. 

Pero como dice el refrán no todo lo que brilla es oro y aunque la experiencia pintaba fantástica, la realidad es que llegar a un país diferente, sin conocer el idioma ni las costumbres fue mucho más difícil de lo que creíamos. Por eso mi intención con esta historia es contar mi verdad y transmitirla a mis compatriotas mexicanos para no crear falsas expectativas. También dar fe de primera mano de lo que es intentar establecerse en un lugar hostil lejos de tu tierra en el que miran a los extranjeros por encima del hombro, tratan de humillarlos y degradarlos por la forma de ser, de vestir, de pensar, o por el simple hecho de no tener ciertos conocimientos o habilidades.

Te invito a que te adentres en mi historia, una más de las miles que viven cada día familias de todo el planeta que se ven forzadas a emigrar de sus países de nacimiento por causas que le son ajenas. Si es tu caso, espero que mi libro te resuene y te dé claridad para afrontar los momentos duros y complicados por los que yo también he pasado.